Inicio » MEDIACIÓN FAMILIAR

Doctor en Psicología. Col. 2047 COPC. MEDIADOR FAMILIAR PSICOTERAPEUTA

CONSULTA

telefono

Traducir

MEDIACIÓN FAMILIAR

La Mediación es un procedimiento de resolución colaborativa de conflictos aplicable  cuando las personas en conflicto desean llegar a acuerdos pero los intentos que han realizado hasta el momento no han dado los frutos deseados. En ese contexto, la mediación facilita que se puedan superar los efectos negativos tanto a nivel personal, psicológico y en la salud relacional que la situación conflictiva ha generado.

En una sesión de mediación se pactan cuales son los temas a tratar y la manera respetuosa en la que la persona mediadora va a velar para que se hable de los mismos.

Comunicación y conflicto siempre van de la mano, la calidad y la cantidad de comunicación van variando dependiendo del nivel de confrontación o de colaboración. Contra peor y menor nivel de comunicación , mayores probabilidades de conflicto y a la inversa. Ello es comprensible si pensamos que cuando se vive una situación de conflicto se hace muy difícil soportar la tensión psicológica y emociones negativas que genera la interacción con la otra persona en conflicto.

En este contexto, un profesional de la psicología y la mediación aporta un valor añadido en la medida que para que las personas en conflicto estén abiertas al diálogo se precisa mantener ese nivel de sufrimiento personal en niveles tolerables manejando las emociones negativas de una manera constructiva.

El mediador es un tercero neutral que conoce la importancia de las reglas de comunicación en la resolución de conflictos, en la mejora o empeoramiento de la relación, y utiliza una metodología que facilita la comunicación entre las personas en conflicto orientada a la consecución de acuerdos nacidos de ese diálogo.

Los tipos de conflictos a los que se aplica esta intervención son muy variados:

La mediación es efectiva en conflictos de pareja, la mejora de las relaciones con los hijos u otros miembros de la familia extensa (abuelos, tíos..).

Se puede llevar a cabo tanto para mejorar la convivencia como para, en el caso de una separación o divorcio, llegar a acuerdos consensuados que protejan las necesidades de todos los miembros de la familia, especialmente el de los hijos menores de edad, y la relación con el resto de la familia y amigos.

Como profesional de la mediación facilito el proceso de diálogo ofreciendo un espacio seguro y productivo a todas las personas en conflicto para que puedan expresarse y buscar soluciones conjuntamente, favoreciendo la escucha y la colaboración, de manera que se puedan llegar a acuerdos que tengan en cuenta las necesidades e intereses de todas y cada una de las personas en conflicto.

La psicología al servicio de una vida buena. Descartar