Las tensiones normales en las relaciones familiares o en el trabajo pueden llegar a convertirse en verdaderos problemas y generar malestar psicológico más intenso en forma de ansiedad, depresión o hábitos perjudiciales para nuestra salud. El entrenamiento en técnicas de relajación y regulación emocional permite hacer frente a esas situaciones de manera que podamos afrontarlas siendo coherentes con lo que es importante para nosotros en la vida.

Ofrecemos asesoramiento individualizado, en pareja y en grupo. Y realizamos talleres grupales para potenciar el autoconocimiento de lo que es importante para cada persona, y el entrenamiento de la atención y la regulación de las emociones.